Incapacidad Permanente

INCAPACIDAD permanente

Este post está dirigido a aclarar dudas y es una continuación del post anterior de la Incapacidad Temporal o Baja Médica que puede derivar en una Incapacidad Permanente.

¿Qué es la Incapacidad Permanente?

La Incapacidad Permanente es cuando no hay mejoría en el tratamiento de las enfermedades crónicas y aún quedan secuelas que te impiden seguir trabajando en tu trabajo o en otro puesto que puede producirse después de una Incapacidad Temporal.

¿Grados de la Incapacidad Permanente?

Existen 4 grados de Incapacidad Permanente:
 
∅ Incapacidad Permanente Parcial:
 
La Incapacidad Permanente Parcial se produce cuando existe una limitación para tu profesión habitual.
 
Hay que dejar claro que en este grado no hay derecho a una pensión o prestación.
 
Es una especie de indemnización de 24 mensualidades de la base reguladora del sueldo.
 
∅ Incapacidad Permanente Total:
 
La Incapacidad Permanente Total se entiende cuando hay una limitación para no seguir realizando tu profesión habitual.
 
Esta Incapacidad es una pensión o prestación de un % del sueldo base.
 
Esta prestación es compatible con un trabajo pero que sea dentro de otra actividad diferente por la que le concedieron la I.P.
 
∅ Incapacidad Permanente Absoluta:
 
El grado de Incapacidad Absoluta se produce cuando las secuelas impiden trabajar en cualquier profesión.
 
La pensión o prestación es del 100% del sueldo base y no hay retención de IRPF («para la declaración de la renta de hacienda»).
 
∅ Gran Invalidez:
 
El grado de Gran Invalidez es como la Absoluta pero se diferencia es que en esta se necesita ayuda de otra persona para las actividades de la vida diaria.

¿Qué es la Incapacidad Permanente Revisable?

 
La Incapacidad Permanente Revisable es aquella incapacidad en la cual puede haber una curación o mejoría de la causa por la cual te conceden esta incapacidad.
 
En algunos casos esta Incapacidad Revisable se usa para situaciones en la que hay posibilidad de volver a trabajar pero se ha agotado el tiempo máximo legal de baja médica y se tiene que decidir si se le da el alta a la persona o se le concede la Incapacidad, esto es por ley, es como ampliar la baja.
 
De este modo la resolución de la Incapacidad suele llevar en comentarios que se revisará la Incapacidad en meses y que se te guarda el puesto de trabajo durante 2 años.
 
Esta es una medida de protección para los trabajadores ya que obliga a la empresa a guardar el puesto de trabajo, pero también es un arma de doble fijo.
 
Es un arma de doble filo, porque en una gran mayoría de casos esta calificación de incapacidad revisable es para que así el INSS o Seguridad Social tenga en sus manos quitarte la prestación cuando le dé la gana, ya que ya sabemos que sus criterios economistas van en contra de la realidad de la salud del enfermo y muchas veces tienen que acudir a pedir sus derechos en juicios.
 
Y también que la empresa te guarde el puesto de trabajo, no quiere decir que tenga la obligación de readmitir al trabajador si ya no es apto.
 

¿Porque la empresa no tiene la obligación a readmitirte?

Porque a lo que la Seguridad Social le puede parecer que estás curado, la empresa al tener que incorporarse se supone que tiene que hacerte una evaluación médica de salud laboral para ver si eres apto o no eres apto.
 
Aquí la empresa puede decidir que no eres apto para realizar las tareas de tu empresa y puede hacer un despido.
 
Así que ojo con las empresas, que se las saben todo, ante la duda, hablar con una abogado que sepa.

TODA INCAPACIDAD PERMANENTE ES REVISABLE TODA LA VIDA

Siempre pedir revisiones periódicas a vuestros médicos, no dejéis de ir a los seguimientos y que os hagan informes médicos periódicos, ya que la Prestación os la pueden quitar en cualquier momento, así que es muy importante seguir los controles y no os relajeis.

¿Cuántos años cotizados necesitas para poder acceder a la Incapacidad Permanente?

Para acceder a la prestación de Incapacidad Permanente no hay unos criterios únicos, sino que usan unas fórmulas que van en función de la edad.
 
∇ Si tienes más de 40 años de edad.
En el caso de tener más de 40 años tienes que haber cotizado 25% del tiempo entre los 20 años y la fecha de la baja médica.
Por ejemplo, si tienes 50 años tienen la obligación de haber cotizado al menos 7 años y medio.
 
∇ Si tienes entre 31 y 40 años de edad.
Tienes que tener cotizados al menos 5 años en tu vida laboral.
 
∇ Si eres menor de 31 años de edad.
Si eres menor de 31 años has tenido que cotizar 33% del tiempo que se cuentan desde los 16 años hasta la fecha de baja médica.
O sea, si tienes 19 años, te bastará con haber cotizado 1 año.
 
ESTO se usa para las incapacidades por tema laboral.
 
 
Cobrar la prestación de desempleo también cotiza a la seguridad social.

¿Qué debo preparar para pedir la Incapacidad Permanente?

Como ya sabéis gracias a los criterios economistas a la hora de conceder prestaciones la Seguridad Social normalmente deniega la Incapacidad, no le importan tus limitaciones, los médicos no te hacen informes con ellas y la seguridad social no pierde nada de negandolas, tienen un abogado que pagamos todos y les da igual que pasen 2 o 3 o 4 años en juicios, les da igual, eres un numero y cuanto más te lo retrasen mejor, ellos se ahorran pagarte una prestación y tu tienes que sobrevivir como puedes.

Esta es una realidad gracias a las maravillosas leyes que les dan el poder.

Entonces tendrás que ir a ver a un abogado que te oriente.

Seguramente te contará algunas cosas de lo que te comentare, pero si ya lo vas teniendo mejor para ti, para tener la discapacidad, prestaciones o ayudas.

Los jueces lo que realmente valoran a la hora de valorar la Incapacidad Permanente son las secuelas, las limitaciones y las consecuencias que la enfermedad te provoca y cómo esas consecuencias impiden que puedas trabajar en ese u otro trabajo.

Consejos para preparar:

1.  Es muy importante tener un diagnóstico.

Parece una cosa obvia y necesaria, pero no siempre es fácil tener un diagnóstico, como ya he comentado en mi principal post, tener un nombre a tu enfermedad no es fácil, por eso hay que luchar por una atención digna y un buen informe.

Por lo tanto, tener informes mèdicos que indiquen claramente el diagnòstico es importantísimo.

En una gran mayoría de casos tendremos que acudir a la Sanidad Privada, ya que a veces encontrar un médico en la Pública que te de un diagnóstico es un calvario de uno tras otro, de palabras de esto no es lo mio, vete a este, esto no es lo mío, y pareces una peonza dando vueltas de uno a otro y ninguno se moja.

Los informes de la Sanidad Privada son válidos, pero siempre está bien que un médico, ya sea el de cabecera o otro de la Sanidad Pública que te siga los ratifique y los escriba en tu historia médica, de esta manera estarán validados con el código correspondiente en tu historia médica y pesaran más a la hora de pedir la Incapacidad Permanente.

2.  Tener al menos durante un año con el diagnóstico.

Porque es importante que lleves al menos 1 año con el diagnóstico, porque se entiende que se tiene derecho a una prestación de incapacidad permanente cuando se ha hecho un tratamiento, operación o cualquier cosas para intentar mejorar de ese diagnóstico de la baja médica pero no hay mejoría de tu salud.

3.  Ten Informes que describan las Secuelas. 

Tener Pruebas Médicas donde se evidencian por ejemplo, la fatiga, la mala memoria, u cualquier secuela es de gran ayuda a la hora de facilitar el acceso a la Incapacidad Permanente.

Una prueba para ver cómo tu cuerpo se fatiga puede ser la Prueba de Esfuerzo de 2 días en la que ya hable de otro post.

También que tengas los test para diagnosticar la fibromialgia.

Otros test de movilidad.

Según la enfermedad que tengas y las secuelas o limitaciones asociadas es importante tener unos test que digan que tienes esa limitación.

Aunque no es fácil que por la sanidad pública te hagan esas pruebas, depende de la enfermedad que tengas o el médico que te atienda.

4.  Tener explicaciones de tus secuelas en los informes mèdicos.

Calificación a las secuelas o limitaciones («generalizado, severo, moderado, invalidante, persistente, intermitente, etc..»).

Calificativos sobre tus Actividades de la Vida Diaria y las limitaciones que encuentran día a día o en tu trabajo.

5.  Pedir un Peritaje Médico. 

Eso te asesorará tu abogado, es importante de cara al juicio.

Espero que te haya servido de ayuda.

Puedes dejarme algún comentario.

Un saludin.