¿Qué es la Valoración de la Dependencia?

La valoración de la dependencia es la valoración del estado que tiene una persona, para saber si puede necesitar de atención o ayuda de terceras personas para realizar actividades básicas de la vida diaria.

Esta valoración de la dependencia puede ser por la edad, por enfermedad o alguna limitación que provoque una pérdida de autonomía física, mental, intelectual o sensorial.

¿Cómo solicitar el reconocimiento de la Valoración de la Dependencia?

Para presentar la solicitud la valoración de la dependencia lo primero que tienes que hacer es acudir o pedir cita en los Servicios Sociales de tu comunidad autónoma más próximos a tu lugar d0micilio o puedes pedir cita a la Trabajadora Social de tu Centro de Salud de referencia si hay.

En los Servicios Sociales te asignarán un asistente social en el caso de que aún no lo tengas y te orientará y ayudará a cumplimentar la solicitud de valoración de la dependencia.

La Trabajadora Social te puede ayudar a rellenar los documentos y los papeles necesarios para la valoración de la dependencia.

Para solicitar la Valoración de la Dependencia necesitaras presentar algunos papeles complementarios. 

En la web de tu comunidad autónoma podrás descargarte el documento.

En la web del Inmerso te puedes descargar el formulario genérico, lo puedes descargar pinchando en el enlace formulario valoración dependencia.

La documentación para comprobar los datos que presentes en la valoración de la dependencia son:

1-Informe de Salud de la persona interesada («con los diagnósticos actualizados y el tratamiento que sigue»).

2-Certificado de empadronamiento

3-Copia del certificado o resolución de reconocimiento de grado de discapacidad

4-Declarar los ingresos y propiedades

5-La última declaración de hacienda

6-DNI

Posteriormente ( «unos meses después») un profesional del servicio de Valoración de los Servicios Sociales concertará una cita en tu domicilio. 

Los servicios de Valoración de la Dependencia de los Servicios Sociales valorará tu capacidad para llevar a cabo las actividades básicas de la vida diaria, así como otro tipo de necesidades de apoyo y supervisión que necesite la persona que solicita la declaración de Dependencia.

Las actividades diarias que se valoran en la Dependencia se dividen en autocuidado, comunicación, actividades físicas, funcionales, control del sueño.

Algunos de estas actividades que se valoran para valorar la Dependencia son:

    • Traslado entre la silla y la cama.

    • Movimientos como elevar, agarrar, sujetar, empujar, etc.

    • Aseo personal.

    • Uso del retrete.

    • Baño o ducha («higiene personal»).

    • Desplazarse en silla de ruedas.

    • Subir y bajar escaleras.

    • Vestirse, cambiarse y desvestirse.

    • Imposibilidad de controlar las heces y orina.

    • Comunicación y actividades sociales y de ocio.

    • Comer.

    • Funciones sexuales.

    • Control del sueño

    • Capacidad para el uso de medios de transporte.

Un tiempo más tarde te debería de llegar por correo certificado una carta con la resolución del grado de dependencia reconocido que va del grado 1 al grado 3.

GRADOS DE LA DEPENDENCIA

Los grados de la dependencia van en función de las dificultades que tenga esa persona para las actividades de la vida diaria.

    • Grado I («dependencia moderada»): cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria al menos una vez al día o tiene necesidades de apoyo intermitente o limitado para su autonomía personal.

    • Grado II («dependencia severa»): cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria, dos o tres veces al día, pero no requiere el apoyo permanente de una persona cuidadora.

          • Entre 30 y 55 horas de atención mensual.
    • Grado III («gran dependencia»): cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria varias veces al día y, por su pérdida total de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, necesita el apoyo indispensable y continuo de otra persona.

          • Entre 55 y 90 horas de atención mensual.

Tipos de Ayudas según el Grado de Dependencia

Después de que te hayan realizado la Valoración de Dependencia en tu domicilio y te llegue la resolución del grado de dependencia podrás hablar con los Servicios Sociales para valorar según el grado de dependencia que hayas obtenido las posibles ayudas a las que tienes derecho.

Según tus necesidades y de acuerdo a tu grado de la valoración en la dependencia existen varias ayudas para cubrir tus necesidades de atención.

    • Servicio de Ayuda a domicilio: el Servicio de Ayuda a Domicilio («SAD») a la Dependencia ofrece una atención personal en tu domicilio en la realización de las actividades básicas de la vida diaria y cobertura de las necesidades domésticas.

        • Ayuda con la atención personal en la realización de las actividades de la vida diaria.

        • Ayuda con las necesidades domésticas o del hogar: limpieza, lavado, cocina u otros.

    • Servicio de Centro de día y noche.

    • Servicio de Atención Residencial.

    • Servicio de Teleasistencia: es un servicio de asistencia a la dependencia en el domicilio a través del teléfono, que ofrece una respuesta inmediata ante situaciones de emergencia, inseguridad, soledad y aislamiento.

    • Servicio de Comida en Domicilio.

Estas ayudas de la Dependencia valoran también la economía de la persona y según el nivel económico que tenga y el servicio que quiera requiere de una aportación económica.

Vaya que según que ayuda vas a tener que pagar una parte de lo que cobres.

Todo este proceso puede durar años, así que si lo necesitas pídelo ya.

También existe la opción de Ayudas a la Dependencia Económica:

    •     Prestación de la Dependencia para cuidadores familiares no profesionales.
    •     Prestación de la Dependencia por asistente personal.
    •     Prestación de la Dependencia vinculada a servicio privado: residencia, privada, SAD privado, Centro de Día plaza privada.

BAREMO PARA LA AYUDA DE TERCERA PERSONA:

Se podrán beneficiar del Subsidio por Ayuda de Tercera Persona quienes se vean afectados por una discapacidad del 75% o superior o superen los requisitos de dependencia

Los baremos que establece la ley para comprobar si el solicitante tienen la necesidad de ayuda de una tercera persona, son los siguientes: 

⇒ Confinado en cama («5 puntos»)

⇒ Confinado en silla de ruedas («4 puntos»)

⇒ Usuario en silla de ruedas («3 puntos»)

⇒ Anda pero no puede ponerse en pie o sentarse sin ayuda («3 puntos»)

⇒ Anda pero necesita que le guíen o ayuda de otra persona («2 puntos»)

La suma de esos puntos nos dará una puntuación para saber el grado de dependencia.

Documentación Prestación de CUIDADOR NO PROFESIONAL Y ASISTENTE PERSONAL

Estas prestaciones de la Dependencia se pueden pedir cuando la persona tiene un cuidador en casa y puede recibir una ayuda económica para cubrir algunas necesidades, puede ser un familiar u otra persona que conviva con la persona que tenga reconocida el grado de dependencia.

Necesitas una documentación para probar esta situación y acceder a la ayuda económica.

♠ Copia del DNI del cuidador no profesional.
♠ Documentación que acredite parentesco del cuidador no profesional con la persona solicitante.
Certificado de empadronamiento acreditativo de los datos de domicilio y residencia del cuidador no profesional.
♠ Documento acreditativo de la residencia legal en España del cuidador no profesional, en el caso de ciudadanos extranjeros.
Documento del compromiso, en su caso, del cuidador familiar o de entorno, en el supuesto de estar prestando la atención con carácter previo a la presentación de la solicitud.

ÍNDICE O ESCALA DE BARTHEL

Existen diferentes escalas o tablas para medir la capacidad de una persona para realizar las tareas de la vida diaria y así poder valorar la dependencia de una persona, como por ejemplo la escala de Barthel.

Su utilización es muy sencilla, tan sólo se tiene que interrogar al paciente sobre cada una de las actividades correspondientes.

Dependiendo de la capacidad que tenga para realizar cada tarea dará una puntuación u otra.

Actividades que valoran el Índice de Barthel

Comer

0 puntos – Dependiente

5 puntos – Necesita ayuda para cortar, extender mantequilla, usar condimentos, etc.

10 puntos – Independiente (capaz de usar cualquier instrumento)

Trasladarse entre la silla y la cama

0 puntos – Dependiente, no se mantiene sentado

5 puntos – Necesita ayuda importante (1 persona entrenada o 2 personas), puede estar sentado

10 puntos – Necesita algo de ayuda (una pequeña ayuda física o ayuda verbal)

15 puntos – Independiente

Aseo personal

0 puntos – Dependiente

5 puntos – Independiente para lavarse la cara, las manos y los dientes, peinarse y afeitarse

Uso del retrete

0 puntos – Dependiente

5 puntos – Necesita alguna ayuda, pero puede hacer algo solo

10 puntos – Independiente (entrar y salir, limpiarse y vestirse)

Bañarse o Ducharse

0 puntos – Dependiente

5 puntos – Independiente para bañarse o ducharse

Desplazarse

0 puntos – Inmóvil

5 puntos – Independiente en silla de ruedas en 50 m

10 puntos – Anda con pequeña ayuda de una persona (física o verbal)

15 puntos – Independiente al menos 50 m, con cualquier tipo de muleta, excepto andador

Subir y bajar escaleras

0 puntos – Dependiente

5 puntos – Necesita ayuda física o verbal, puede llevar cualquier tipo de muleta

10 puntos – Independiente para subir y bajar

Vestirse y desvestirse

0 puntos – Dependiente

5 puntos – Necesita ayuda, pero puede hacer la mitad aproximadamente, sin ayuda

10 puntos – Independiente, incluyendo botones, cremalleras, cordones, etc.

Control de heces

0 puntos – Incontinente (o necesita que le suministren enema)

5 puntos – Accidente excepcional (uno/semana)

10 puntos – Continente

Control de orina

0 puntos – Incontinente, o sondado incapaz de cambiarse la bolsa

5 puntos – Accidente excepcional (máximo uno/24 horas)

10 puntos – Continente, durante al menos 7 días

Clasificación según el Índice de BARTHEL

Dependiendo de la puntuación obtenida en el índice de Barthel, se clasifica la funcionalidad de la persona o el grado de dependencia.

Si la puntuación es igual a 100, el paciente podrá hacer sus actividades diarias de autocuidado sin un asistente de salud.

Cuanto más cerca esté a 0, significa que mayor será su dependencia.

Clasificación de la dependencia según la puntuación del índice de Barthel:

< 20 Dependencia total

21 – 60 Dependencia severa

61 – 90 Dependencia moderada

91 – 99 Dependencia leve

100 Independencia

Espero que os ayude para saber qué necesitáis para tramitar la valoración de dependencia, os animo a pedirlo lo antes posible.

Por cierto, si os dan solo un Grado 1, no os desaniméis, si vuestro estado de salud cambia podéis pedir una revaloración del grado de dependencia y es un proceso más rápido que la petición inicial.

Deja una respuesta

dieciocho − 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.